El ascenso de la R.S.Gimnástica, que aún cuesta de creer….

Pasadas dos semanas, me cuesta aún creer lo que este equipo ha logrado. Sobre todo después de cómo empezó la liga, con lo que era el peor inicio liguero de la historia. Jugadores por los que se había hecho un esfuerzo, no rendían. Jugadores top de la categoría no parecían ni su sombra. Una defensa que hacía aguas y un ataque que en algún partido casi ni tiraba… No entendía nada. La liga en octubre ya parecía perdida. Otros equipos con también muchos fichajes rendían mucho mejor y comenzaban a escaparse. Muchas críticas al equipo, muchísimas.

Llegó Pablo Lago y todo cambió. Aunque el comienzo no fue fácil. La primera (y única) derrota de la liga fue con el asturiano en el banquillo. En Escobedo se tocó fondo, ¡¡caímos 4-1!! A raíz de aquello todo fue a mejor, mucho mejor. Continuidad a un 11 titular, sin cambios apenas. Confianza a los jugadores, cambio de sistema y de conceptos, y mucha, mucha tranquilidad.

Se comenzó a enganchar victoria tras victoria. Algunas sufridas y otras no tanto, hubo de todo. Pablo Lago nos parecía muy defensivo, varios triunfos por la mínima. Pero había dos objetivos, primero evidentemente ganar, y segundo que el equipo cogiese confianza a base de una buena defensa. Muchas rachas de victorias con portería a cero. Comenzábamos a soñar. Veíamos menos lejano poder ganar la liga, aunque aún muy difícil. Llegamos a estar 999 minutos sin recibir un solo gol. El equipo era otro, la defensa siendo la misma parecía otra. Partidos sin conceder casi ocasiones, y cuando se concedían ahí estaba Alex.

En febrero por fin estamos a 3 puntos del Laredo, después de ganar en Sarón tras 4 años sin meter ni un gol allí. Y después de parecer la liga perdida, cuando aún quedan 8 jornadas, la Gimnástica ya es líder, increíble. Pero quedaba mucho aún. Tuvimos que ganar las 6 últimas jornadas para revalidar el título, después de que el Escobedo nos apretase al máximo hasta el último minuto.

Liga ganada y a esperar rival en el sorteo, un campeón, el Mallorca b. El Malecón lució sus mejores galas para ganar 4-1 la ida, con dos goles de Nacho Rodríguez que nos daba medio ascenso. En la vuelta 7 días después, llegamos a ir 2-0 perdiendo, sufriendo muchísimo y a un gol se caer. Pero llegó ese gol de Rubén Palazuelos tras ese centro de Borja Camus que no olvidaré mientras viva, a 30 metros de mi posición. Cote puso la puntilla final, y el ascenso era nuestro. ASCENDIMOS, 1.835 días después de jugar nuestro último partido en 2ª división “b”.

Han sido 1.835 días de sufrimiento. Casi dos mil días aguantando una categoría que no merecíamos. Han sido 5 temporadas perteneciendo a una categoría por la maña gestión de una directiva que nos abocó a la ruina. Y por fin, un 27 de mayo del 2.018, ascendimos. Y ahora, con todo lo que ha costado subir, no nos queda otra que aprovechar estos meses, disfrutarlos y hacer una gestión como la institución merece.

Leave a Reply

Your email address will not be published.